#YoTambién y otras cuestiones


Doy por sentado que todas las personas que lean este post durante estos días sabrán qué es #YoTambién ( #Metoo ) pero por si se escapa alguien que no leyera nada sobre este asunto y no tenga ganas de buscar en Internet o por las diferentes redes sociales, hago un breve resumen: Es una campaña para dar visibilidad a las violencias y abusos sexuales que sufren las mujeres, en el que se hacía un llamamiento a publicar quienes hubieran tenido algún episodio de este tipo, para mostrar que la gran mayoría tuvieron que pasar por algo así bajo el hashtag #YoTambién.

Leyendo tantas y duras realidades, no pude evitar que mi cabeza comenzara a darle vueltas sobre esto y otras tantas injusticias en las que las mujeres podrían (podríamos) decir #YoTambién, como por ejemplo #YoTambién fui despedida al comunicar mi embarazo, #YoTambién dejé mi trabajo para poder dedicarme a la crianza, #YoTambién querría poder pasar más tiempo con mis criaturas, #YoTambién aspiro a un puesto de trabajo superior pero por ser mujer dudo que me lo ofrezcan, y un largo etcétera.

El #YoTambién por desgracia en la vida de las Mujeres ante las injusticias suele estar bastante presente y es algo que a mí particularmente me indigna porque es simple y llanamente, INJUSTO.

Veo terrible que únicamente por ser mujeres seamos más vulnerables aún ante este sistema que explota personas para enriquecerse a nuestra costa.

Y entre tanto pensamiento llegué a una conversación que hace unos meses mantuve con un colega, en la que él me explicaba que su cuñada #También había dejado su trabajo para poder criar de sus hijos y que era la mejor opción para la familia.

De una forma clara y concisa le dije que lo mejor realmente no es para ella, la cual se queda sin cotizar, sin percibir ni un duro por estar todos los días del año y las 24h del día trabajando, que si para colmo su marido un día la propiciara una paliza o simplemente por los motivos que fueran ella quisiera separarse de él, se encontraría tal cual, con una mano delante y otra detrás, sumando la “desprofesionalización” de la que somos tachadas cuando dejamos de lado nuestra carrera profesional, y le expuse que ante un panorama así, sin un sueldo, sin un trabajo, sin una casa propia, años fuera del mercado laboral y con criaturas a su cargo, que si realmente creía que sería capaz de dar el paso a la separación.

Hace poco compartíamos una noticia en la que daban unos datos en los que reflejaban que tienen más riesgo de ser pobre las familias con hij@s, pero que además la pobreza tiene nombre de mujer según otros datos que también hemos compartido en nuestra pág de Facebook.

Por eso teniendo a punto todo este cóctel de injusticias a las que las MadresGuerreras no tenemos que enfrentar diariamente, no puedo pedir otra cosa que #YoTambién lucharé para que este panorama cambie de una vez.

Que NO podemos consentir que los presupuestos en armamento suban mientras en sanidad y educación bajen, ya que eso supone un mayor empobrecimiento de quienes ya tienen dificultades para vivir, las familias con hij@s a su cargo.

Así que sin la intención de querer quitarle el fin más sexual de la campaña #YoTambién, veía la necesidad de comentar que los abusos a las mujeres nos vienen dados en muchos formatos diferentes y que debemos luchar para combatirlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s